domingo, 14 de noviembre de 2010

BIOGRAFÍAS

Ayer mismo me lo recordó Albert: uno es básicamente su biografía. Y desde ahí defiende posturas, formula teorías y proyecta sus pasos.

La frase de Fontcuberta y la de Hara son pura biografía. El primero no hace prácticamente fotografías; su planteamiento es que la fotografía ha muerto o en todo caso carece de sentido. El segundo no ha dejado de hacerlas; su postura es que el sentido nace de las fotografías que hacemos.

Hay que escuchar atentamente sin perder de vista la biografía del que habla, o caeremos seguramente en alguna trampa, intencionada o no, de su discurso.

2 comentarios:

La Caverna de la Luz dijo...

Tienes mucha razón. Eso de caer en la trampa es a lo que comunmente llamamos "sacar las cosas de contexto". Por eso lo de las citas y las frases célebres tiene mucho de impostura... y aquí entono el primer "mea culpa"

anTón dijo...

¡Pero bueno!
En este blog leí hace meses que lo importante no es la biografía sino la gente con la que te encuentras.