sábado, 8 de noviembre de 2008

CUADERNO DE CAMPO

1 comentario:

ana dijo...

Es un poco como la vida, ¿no? Una autopista infinita con muchos carriles de ida y vuelta.